Wednesday, 17 July 2013

¿Qué carril escoger en una rotonda?

Ah, las rotondas… Esas viejas desconocidas. Fuente de accidentes ocasionales y de debates eternos. Todos creemos saber cómo circular en ellas, y aun así qué poca gente lo hace bien.

Últimamente me topo mucho por Facebook con personas que (probablemente debido a su falta de experiencia o su inseguridad) siempre circulan por el carril exterior de las rotondas (porque así siempre tienen preferencia), y que suelen salir con este video para defender su modo de actuar en ellas. Un vídeo que está fenomenal en algunos aspectos, y no tan fenomenal en otros:

¿Es legal circular SIEMPRE por el exterior de la rotonda? SI. ¿Es correcto? NO.

Y me da igual lo que diga este Teniente de la Guardia Civil. En las rotondas, NO SIEMPRE debe circularse por el carril exterior (y utilizar el interior exclusivamente para adelantar). A fin de cuentas, salvo que sea una glorieta gigantesca… ¿quién puede o quiere adelantar en una rotonda?

Los carriles adicionales de las rotondas no se construyen para adelantar, sino para facilitar que los vehículos puedan tomar diferentes direcciones sin entorpecerse unos a otros, y para evitar que haya cuellos de botella cuando una vía de más de un carril accede a una rotonda. ¿Podéis imaginar el atasco si las calles de 3 carriles desembocaran en rotondas de solo uno? Y de la misma forma, ¿podéis imaginar el atasco si todos los coches de una vía de 3 carriles quisieran coger el carril exterior de la glorieta?…

Imaginad el siguiente caso (una rotonda real de Pamplona):

image

Es una vía de dos carriles que desemboca en una rotonda de dos carriles, en el que el 99.9% de los vehículos continúan recto. Si en estos casos no se incumpliera el reglamento, y ningún vehículo tomara la salida desde el carril interior (estando todos obligados a pasarse al exterior antes de hacerlo), el cuello de botella en hora punta generaría atascos kilométricos.

Supongamos ahora que es hora punta, y una de estas personas con “alergia” a tomar el carril interior de las rotondas llega a ella desde el Oeste y pretende girar para tomar la salida que va hacia el Norte. Tiene todo el derecho a hacerlo por el carril exterior, pero si lo hace, al girar fastidia a 20 o 30 coches que van por el interior y pretenden seguir recto hacia el Este. Además genera una situación delicada, pero como sabe que le ampara la ley, encima pone mala cara al resto de coches que se topan súbitamente con el… Y claro, los demás terminan pegándole la pitada padre, el se va a casa con un cabreo del 15 y como “tiene razón”, se dedica a postear en Facebook como un loco.

Lo que no sabe, es que el resto de los conductores no le pitan porque esté haciendo algo ilegal o porque no tenga derecho a hacer eso, sino porque está siendo un desconsiderado y encima a mala cara. A todos nos pasa a veces vernos en esa situación, por descuido, porque estamos buscando la salida correcta, o simplemente porque no conocemos la ciudad… Pero si es tu caso, reconoce que eres tú el que está molestando, y sustituye tu mala cara por un gesto de disculpa. Te ahorrarás todos los pitidos y malos rollos.

Por eso, al margen de lo que diga la ley, al margen de que tengas razón y la preferencia de paso, si prevés que no vas a abandonar la rotonda por una de las primeras salidas, sino que vas a continuar girando, por favor, toma el carril interior. Verás como no es tan difícil, y te ahorrarás muchísimos conflictos. Éste gráfico es una buena referencia:

De hecho, en muchos países SI regulan este tema. Por ejemplo, en Inglaterra, los carriles de acceso a TODAS las rotondas están señalizados para escoger uno u otro en función de la dirección que vas a tomar, y en el interior de las rotondas sigue habiendo esas señalizaciones para que salgas al carril exterior SOLO en el momento adecuado. Y los conductores lo respetan a rajatabla (foto tomada esta misma mañana):

WP_20130717_001

Otro ejemplo que tratan de regular este comportamiento son las Turbo-Rotondas, que poco a poco van apareciendo en España:

Según su propia descripción: “Este nuevo tipo de glorieta se caracteriza por la ausencia del carril exterior, causante de muchos problemas en las tradicionales. En la turbo rotonda el conductor tendrá que elegir a que salida va a dirigirse antes de entrar”. Así que como veis, hay muchos motivos por los que NO SIEMPRE se debe circular por el carril exterior de una rotonda. Intentadlo !!! no es tan difícil !!!

No obstante, este no es el único comportamiento erróneo que se ve con frecuencia en las glorietas, ni mucho menos el más peligroso.

Hay muchas cosas que se explican muy bien en el vídeo de más arriba, como que los carriles de una rotonda son exactamente iguales a los de una autovía (o de cualquier otra vía con más de un carril para cada sentido). Por ello, salvando las excepciones comentadas, pasar del interior al exterior de una rotonda es lo mismo que cambiarse de carril en una autopista. Por eso, si eres uno de esos FITIPALDIS que toman las rotondas rectas, mal… muy mal… Básicamente estas haciendo dos cambios de carril, o más bien invadiendo otro carril dos veces.

También se deja muy claro que abandonar una rotonda es exactamente lo mismo que tomar una salida en una autovía, por lo que, de nuevo exceptuando los casos comentados, debe hacerse desde EL CARRIL EXTERIOR en circunstancias normales. Así que si eres de esos FITIPALDIS que, desde el carril interior dan un volantazo y se lanzan hacia la salida aunque haya coches en el carril exterior, mal… MUY MAL.

Y por supuesto, llevar una velocidad adecuada (que no es lo mismo que conducir despacio) es fundamental. 

En resumen: no pasa nada porque, de vez en cuando nos veamos atrapados en el carril exterior cuando queremos seguir girando. A todos nos pasa a veces… Tenemos preferencia de paso, y los demás lo deben respetar. Pero hemos de entender que, muy probablemente, estemos molestando a mucha gente, por lo que no está de más asumirlo en lugar de EXIGIR que nos dejen pasar. Evitaremos situaciones incómodas, peligrosas y conflictos.

Y si eres una de esas personas que defienden a capa y espada su derecho a circular SIEMPRE por el carril exterior, haz un pequeño acto de reflexión, y analiza si la verdadera causa no es que te falta experiencia, seguridad o habilidad al volante para circular con soltura por una rotonda, incluso utilizando el carril interior. Si ese es tu caso, no tienes por qué confesárselo a nadie, pero sí deberías reconocer que la mejor solución para ello no es circular por fuera, molestar a todo el mundo, y encima tratar de evangelizar a los demás con eso de que “la ley te ampara”. La mejor solución sería que practicaras más, que condujeras todo lo posible y te enfrentaras a menudo a estas situaciones, para ganar experiencia y seguridad, y que ya nunca más te de miedo hacerlo.

A fin de cuentas, conducir con inseguridad y miedos es una de las cosas más peligrosas que hay…

Saludos Sonrisa  !!

No comments: