Wednesday, 31 December 2008

Tanto gilipollas… y NO tan pocas balas…

Después de escribir este post acerca de las compañías telefónicas, y de cómo nos roban el dinero, tengo un par de cosas que añadir:

La primera es mala, ya que siguen sin hacerme la portabilidad. Orange vuelve a denegarla alegando payasadas como la de que no soy el titular de la línea, o ahora diciendo que la portabilidad ya está hecha. En fin, sin palabras. Como esto siga así cuatro días más creo que voy a denunciarles en un juzgado, directamente… Si alguien lee esto a tiempo, que NUNCA VAYA A ORANGE, o al menos que se lo piense muy bien. Esta gente es escoria.

La segunda es buena, ya que el otro día conocí una historia que nos da un poquito de esperanza.

¡SE PUEDE! 

Señoras y señores: se puede ganar a las compañías telefónicas. Con mucho esfuerzo y dedicación, pero al final tienen que ceder y reconocer que son unos hijos de una hiena. Al menos queda alguna bala con la que disparar a esta gentuza… Ahí va el relato…

Hace nada más y nada menos que 2 años, un conocido se dio de alta en un proveedor de ADSL, de esos chungalis que te obligan a contratarles también la línea de voz, y en realidad va sobre VozIP. Hasta ahí todo bien. Los problemas empiezan cuando, a los meses, le llega una carta diciéndole que era un MOROSO. Que les debía dinero de algunas facturas impagadas. Esta persona, extrañada al haber pagado religiosamente todas las facturas, llama al servicio técnico, y le dicen que se trata de un error, y que le estaban intentando cobrar facturas de otra persona. Manda webs!… El caso es que, a pesar de reconocer docenas de veces que era un error, la compañía seguía sin solucionar el tema.

Como todos sabréis, en estas empresas, la reclamación de impagos es subcontratada a un tercero especializado en intimidación y capullismo, y éstos terceros seguían tratándolo de moroso. Hasta los mismísimos, al final decide emplearse a fondo contra ellos. 2 años de reclamaciones en la OCU e instituciones varias, incluso de denuncias formales, burofaxes, cartas y más cartas, han dado lugar a un expediente como el de la foto:

IMAG0292

Pues al final lo ha conseguido.

El otro día, como regalo de navidad, recibió una llamada de la compañía diciéndole que tenía razón en todo y que accedían a sus demandas. Lo cañero es lo que ha conseguido:

Le van a pagar todo el dinero que se ha gastado en reclamaciones y burofaxes, le devuelven el dinero de varios meses que lo tuvieron sin servicio, y encima, LE PAGAN EL DINERO QUE LE COSTÓ DARSE DE ALTA EN UNA COMPAÑÍA DE LA COMPETENCIA.

En total: 900 maravedíes… La caña, vaya…

Así que a ver si aprendemos todos a ser un poquito más perseverantes en nuestras reclamaciones. Si todos hiciéramos lo mismo, estas empresas no podrían actuar como actúan.

Salu2!

1 comment:

DasGretchen said...

A mí me puso una demanda JAZZTEL reclamando una cantidad ficticia por según ellos "No dar de baja un servicio" que hacía meses que no venían prestándome. La demanda era judicial. Quien no tiene un amigo/familiar abogado y gracias a la ley de enjuiciamiento civil espantosa que padecemos le sale más barato dejarse robar por esos impresentables que platearse el pagar abogado y procurador.